loader image
Cultivo: 4 técnicas de poda para aumentar el rendimiento de tu cosecha

admin

mayo 29, 2024

Cuando se realiza cultivo interior de gran volumen o, incluso, el cultivo exterior, es necesario conocer algunas técnicas de poda para aumentar el rendimiento. Y lo mejor de todo, es que conocer estos tipos de poda no requiere tener un gran conocimiento, todos las pueden aplicar.

Así que presta mucha atención a la siguiente sección y limpia tus tijeras de podar, porque las siguientes 4 técnicas de poda aumentarán tu rendimiento si las aplicas correctamente. Eso sí, no olvides que la práctica hace la perfección y que una buena cosecha va a depender de eso.

Topping

El topping es la forma más sencilla de duplicar las colas superiores. Basta con retirar el brote apical o el tallo principal con un corte limpio o un pellizco cuidadoso entre los dedos. Asegúrate de aplicar esta técnica durante la fase de crecimiento vegetativo, preferiblemente cuando las plantas hayan alcanzado, al menos, los 30 cm de altura.

Los dos brotes inmediatamente inferiores crecerán hasta convertirse en dos colas superiores. Además, al desmochar tus plantas de cannabis también se difunden hormonas por todas las ramas, lo que las anima a crecer con más vigor. Esta técnica ayuda a dar a tu cultivo un perfil tupido que puedes usar para rellenar el espacio de cultivo.

El inconveniente de este tipo de poda es el tiempo mínimo de recuperación de una semana, lo que prolonga el periodo de crecimiento vegetativo. Este periodo se prolonga aún más si optas por desmochar las plantas varias veces, o incluso por podar algunas ramas altas y laterales.

Además, el desmochado no es adecuado para las variedades autoflorecientes, ya que entran en floración demasiado rápido.

Poda de ramas inferiores

Quizá es el tipo de poda más sencillo si recién empiezas en el mundo del autocultivo. Un simple recorte de las ramas inferiores. La mejor manera de recortar las ramas inferiores es durante la fase vegetativa. Es importante que solo recortes de forma controlada y no eliminar demasiadas ramas y hojas.

El primer par de ramas puede eliminarse y aprovecharse. ¿Por qué no probar también la clonación? Después de 3-4 semanas de crecimiento vegetativo, es una buena idea cortar los dos grupos de ramas más bajos para aumentar el flujo de aire.

Este recorte también hace que tus plantas de cannabis concentren su energía en los lugares de los cogollos más cercanos a la luz. Estos brotes inferiores son los más antiguos y tienen una buena oportunidad de echar raíces como esquejes. No los desperdicies. Combina el recorte con un experimento de clonación para facilitar la rotación de cultivos.

Recortar demasiado estresará a las plantas y podría atrofiar el crecimiento o inducir hermetismos, así que no te excedas. El momento de la poda es muy importante. La poda temprana, cuando las plantas son jóvenes, puede ser complicada. Del mismo modo, si recortas durante la floración puede ser problemático.

Ten en cuenta que las semanas 3 y 4 de crecimiento vegetativo son una ventana segura para hacer algunos recortes y obtener un alto rendimiento con bajo riesgo. Esta técnica es adecuada para las variedades autoflorecientes más altas, de 4ª generación o SuperAuto.

FIM

FIM o “Fuck I Missed” es una variante descubierta accidentalmente de la técnica del topping, de ahí su nombre. Basta con quitar el 75% del cogollo terminal o la punta del tallo principal y eso es fimming. Al igual que con el “topping”, puedes utilizar unas tijeras o la punta de los dedos. Sin embargo, la mayoría prefiere pellizcar cuando se hace el fimming, ya que un corte limpio no es el objetivo principal.

Como resultado de este tipo de poda, además de que aumenta el rendimiento, se obtienen más de 4 brotes principales, en lugar de los 2 de una poda limpia. Una vez más, esta técnica no se recomienda para las variedades autoflorecientes

Lollipopping

 

El “Lollipopping” es otra técnica de poda para mejorar el rendimiento de tus plantas. Es una técnica que funciona mejor al pellizcar con los dedos, en vez de utilizar tijeras.

La gran diferencia con esta es que debes esperar hasta la floración para empezar a podar. Al podar una planta de cannabis durante la tercera o cuarta semana del ciclo de floración, le das a las ramas un aspecto de lollipop.

Al eliminar los cogollos inferiores y dejar solo las partes superiores para que se conviertan en cogollos gordos, las plantas de cannabis adquieren una estructura pesada. Algo así como un chupete verde y húmedo.

Al concentrar toda la energía de la planta en las partes superiores y no desperdiciar la luz en las flores inferiores frondosas, el lollipopping también mejora la calidad, así como la cantidad de las colas de los trofeos.

Se desarrollarán menos hojas y flores más gordas. Además, en lugar de tener que pensar qué hacer con los cogollos sobrantes y las palomitas, no tendrás más que un alijo de primera calidad.

Cualquiera que sea la técnica que decidas utilizar, no olvides que debes hacerlo con atención, de manera que puedas sacar el máximo rendimiento de tu cosecha.

 

Para mas blogs visita nuestra pagina web. ¿ Necesitas asesoria en tu cultivo ? Contactanos a travez de nuestras redes sociales o a nuestro WhatsApp.

 

 

 

 

 

Categorias: CULTIVO

Contenido Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WeCreativez WhatsApp Support
Podemos resolver cualquier duda, estamos para ayudarte!
👋 Hola, ¿necesitas ayuda?